Pan de Muerto de Oaxaca: Pan de la Villa de Mitla "Pueblo Mágico"

Sin lugar a dudas, una de las fechas más esperadas por los oaxaqueños es el Día de Muertos, festividad que reúne a las familias en torno al altar, los fieles difuntos, los tamales, el chocolate y por supuesto, el pan de muerto.

Los panaderos se preparan para los días en que el pan sale del horno de día y de noche, mezclan los ingredientes para hacer la masa, la pesan, la forman, le ponen carita, ajonjolí, azúcar y los meten al horno de barro, hasta que se creen verdaderas obras de arte que tienen un sabor especial y único.

PAN ADORNADO DE LA VILLA DE MITLA

Este lugar es famoso por su zona arqueológica recubierta de grecas, las mismas que se plasman en el pan adornado o pintado, como se le dice localmente. Este pan lo encontramos en dos variedades: resobado y de yema; tiene una forma ovalada y una carita incrustada en uno de los extremos, la superficie de este pan es lisa y tiene un color tostado. 

Cuando se saca del horno, se deja enfriar y almacena en un espacio especial para después “pintarlo”. Desde muy tempranas horas, los encargados de adornar el pan comienzan con la preparación del betún, una mezcla de clara de huevo, azúcar glas y jugo de limón, la cual se usa para pintar el pan. El proceso de la pinta lo realizan diversos mitleños que se reúnen solamente en estas fecha y de acuerdo a su experiencia se van encargando de pintar panes con mayor o menos dificultad.

Se dibujan las grecas de la zona arqueológica, el rostro de Cristo, flores, hojas, calendarios mesoamericanos, velas y algunos diseños personalizados que los clientes les encargan, todo esto durante una jornada completa durante 10 días aproximadamente. 
Contenido por: Helí Morales 




"10mo Aniversario" - www.ViveOaxaca.org -
2020

Más de Oaxaca: