Guelaguetza 2019: Segundo Desfile de Delegaciones - Galería

Se ha realizado el desfile delegaciones de los participantes en la octava del Lunes del Cerro, fiesta que recorrió las calles del centro de la capital y deslumbró a propios y extraños.

Oaxaca de Juárez, Oax. 27 de julio de 2019. ¡Viva Oaxaca!, ¡Viva la Guelaguetza!, fueron los gritos de júbilo que se hicieron escuchar al paso de las 22 delegaciones que este sábado anunciaron la Octava del Lunes del Cerro; la máxima fiesta de los oaxaqueños que desde 1932 deslumbra al mundo entero con sus danzas y tradiciones en la Rotonda de la Azucena.

El sonido de la chirimía y los cohetones abrieron paso al contingente encabezado por la representante de la Diosa Centéotl, Lilia López Hernández, originaria de Loma Bonita. Durante este recorrido, que inició en la Glorieta de las Águilas de la Calzada Porfirio Díaz y concluyó a la altura del templo de la Merced, las delegaciones mostraron sus danzas, cultura y tradiciones milenarias, que han hecho de la Guelaguetza la celebración étnica más importante de México y América Latina.

De esta manera, con las melodías de las ocho regiones de la entidad interpretadas por la Banda de Música del Gobierno del Estado, Oaxaca invitó a las y los visitantes nacionales y extranjeros a formar parte de esta fiesta.

Con canastas adornadas con flores reposando sobre sus cabezas las más de 150 Chinas Oaxaqueñas de Doña Genoveva Medina abrían el paso de las delegaciones representativas, sus faldas de gran vuelo, blusa de cambalache y rebozo fino que junto con los monos de calenda, los maramoteros y los faroleros que las acompañan, invitaron a bailar el tradicional Jarabe del Valle.

De la región del Istmo de Tehuantepec cautivaron las delegaciones de Ciudad Ixtepec que a gritos lanzaba regalías a los espectadores, Asunción Ixtaltepec que encabezo su contingente con la Virgen Asunción de María, El Espinal cuyos caballeros portaron en un triciclo su bebida de mezcal, así como la delegación huave de San Francisco del Mar que por primera vez participa en la Guelaguetza, siendo esta comunidad la primera de su etnia en pisar la rotonda de las azucenas. Los mereños dieron muestra de su cultura con las prácticas de limpias ancestrales a las personas que admiraban su paso.

Ante las miradas expectantes de miles de personas que se unieron a este gran festejo de cultura y tradición, la delegación de Santiago Juxtlahuaca hizo su aparición con la Danza de los Rubios; le siguió Huautla de Jiménez con sus sones mazatecos.

De la Costa, Santiago Llano Grande representando a la etnia afromexicaa, Santa María Huatulco y las chilenas de Pinotepa Nacional cautivaron a los espectadores que también se concentraron desde las azoteas de las casas y algunos negocios.

Entre vivas y aplausos, hicieron su aparición los danzantes de la Pluma de Cuilapam de Guerrero y Teotitlán del Valle quienes tepache de piña; posteriormente San Andrés Zautla se hizo presente con su Danza de Jardineros. Al ritmo de la jarana Loma Bonita también dio una muestra de su Fandango.

Las personas que se aglomeraron en las banquetas también disfrutaron de los bailes de Huajuapan de León; Santa Catarina Ticuá; San Vicente Coatlán; San Carlos Yautepec quienes se hicieron presentes por primera vez en las fiestas; y San Andrés Solaga con su boda solagueña.

Durante este convite, que tuvo una duración de más de dos horas, integrantes de las delegaciones, portadores orgullosos de sus raíces, mostraron los mejores pasos de sus sones, chilenas y danzas, al ritmo de las notas musicales interpretadas por sus bandas de música de viento.

Tampoco faltó la regada de dulces, copitas de mezcal, así como productos que las delegaciones obsequiaron al público.
Contenido por: Ronaldo Cruz




GALERÍA





















































































































©/℗ www.ViveOaxaca.org
"Tierra de dioses que nunca muere"
2019

Más de Oaxaca: