Figuras de barro para el germinado de chía: una mezcla de religión y arte en Semana Santa

La Cuaresma en Oaxaca se caracteriza no solo por la presencia de la fe católica, sino por las diversas expresiones culturales que los pueblos originarios han aportado a las celebraciones religiosas durante el miércoles de Ceniza y los viernes de Cuaresma.

Una de estas expresiones son las figuras zoomorfas de barro que elaboran los artesanos del pueblo alfarero de Santa María Atzompa, dichas piezas se colocan en el altar para la virgen de Dolores en el 6to viernes de Cuaresma y durante la semana mayor en las casas e templos de diferentes comunidades de los Valles Centrales.

Estas piezas se caracterizan por tener la cabeza del animal decorada con barniz verde vidriado y el cuerpo cubierto con germinado de chía, lo que le da un aspecto esponjoso.

Proceso de elaboración

La elaboración de las figurillas comienza con alrededor de 4 semanas de anticipación, primero se elabora el cuerpo del animalito o “coco”, la cual almacenará el agua para cuando se ponga a germinar la chía. Luego, según el animal que se elabore, se le añade cuernos, astas o pico; cuidadosamente con un lapicero se dibujan los ojos, la boca y nariz (anteriormente los artesanos utilizaban carrizos) y se deja reposar la pieza para que después de cierto tiempo se le añadan las patas del animal. Algunos artesanos aún hacen uso de moldes de yeso o barro para formar el cuerpo de la figura.

Con un tenedor o peine de madera, realizan las líneas sobre el cuerpo del animal, éstas líneas servirán para que se pueda fijar la chía a la superficie. Una vez elaboradas, se dejan secar a la sombra alrededor de 3 días para posteriormente meterlos al horno. Las piezas se dejan enfríar después de haber sido horneadas y la cabeza del animal se cubre con un barniz líquido que, al hornearlo por segunda ocasión, le dará el aspecto vidriado y de color verde, esta tecnica es la que caracteriza a la ceramica de Atzompa.

Diseños variados

Son diversas las figuras que se elaboran, entre los más tradicionales están los toritos, los chivos y los borregos. En años recientes, y debido a las demandas de los clientes, se han comenzado a elaborar perros, venados, patos, tortugas, lagartijas y elefantes. También se elaboran penitentes, que son figuras de ángeles que en los costados tienen el mismo relieve para colocar la chía, así como macetas y otras figuras con el mismo propósito.

¿y la chía?

Las piezas de barro se remojan el sábado siguiente al 4to Viernes de Cuaresma, día que se celebra en Oaxaca la Samaritana, mientras el barro absorve agua se prepapara la chía con agua hasta que tenga una consistencia gelatinosa.

La figura se llena de agua y se le coloca en todo el cuerpo la semilla de chía, se guarda en un lugar oscuro y se va nutriendo de agua cada dos días, así el 6to Viernes de Cuaresma, es decir, el Viernes de Dolores, se podrá colocar a los pies de la Virgen María, así como se podrán usar en el Domingo de Ramos y Semana Santa.

Algunas décadas atrás, después de construir una casa de adobe en Santa María Atzompa, la gente solía colocar dos de estas figuras con forma de chivo en la entrada de la casa.

Agrademos a la artesana Jaqueline Virginia López Blanco por las facilidades de realizar esta nota, puedes contactarla para comprar sus piezas en Calle 5 de Mayo No 504-B en Santa María Atzompa o comunicarse con ella al 951 136 6354.
Contenido: Helí Morales










 - www.ViveOaxaca.org -
"Tierra de dioses que nunca mueren"
2021

Te podría interesar: