Guelaguetza 2020: 27 de julio, 10am (Galería)

Oaxaca de Juárez, Oax. 27 de julio del 2020. Para conmemorar la octava de la Guelaguetza de los Lunes del Cerro en su edición 88, se realizó un recorrido virtual por las 8 regiones de Oaxaca. En punto de las 10 de la mañana se comenzaron a recordar las presentaciones de las comunidades participantes en la Guelaguetza desde el año 2014 al 2019, programa organizado por el Comité de Autenticidad y transmitido por la CORTV.

La máxima fiesta de Oaxaca dio inicio con las Chinas Oaxaqueñas de Casilda, que al ritmo del jarabe del valle dieron muestra de las tradiciones de la capital del estado. Continuó la danza de los chilolos de Chalcatongo de Hidalgo, danza que se ejecuta en los días de carnaval dentro de esta comunidad mixteca. De la Sierra Sur se presentó la fiesta solteca de la Villa Sola de Vega, fiesta que hizo un recorrido por las chilenas más importantes de la población y el tradicional jarabe de la rosa.

De la región de la Cañada se presentó San Jerónimo Tecóatl, comunidad mazateca que presentó los sones tecoaltcos y que hace su aparición después de algunos años de no participar en esta fiesta. Los sones y jarabes de la Tlaxiaco fueron ejecutados por esta ciudad que con alegría hizo sonar La Petenera, El Toro, La Vaca, La Sarna, El Borracho. La etnia huave se hizo presente en la Guelaguetza 2020 con San Francico del Mar y la danza de los negritos, tradición que se vive en el jueves de Corpus Cristi en esta comunidad de la región del Istmo de Tehuantepec.

De Tuxtepec llegó la siempre esperada Flor de Piña, baile de esta comunidad que es una representación de la cosecha de piñas. La región de la Sierra Norte fue representada por el pueblo mixe de Santa María Tlahuitoltepec con sus sones mixes, alegría desbordante a cada paso y cada tono musical que fue interpretado por la banda de música del CECAM. La máxima danza de Oaxaca llegó desde la Villa de Zaachila ejecución que narró la conquista española a los mexicas sonando las danzas tradicionales, el jarabe zaachileño, la petenera y Zaachila composición que se estrenó en el teatro al aire libre de Zaachila en el invierno de 1983.

Los sones costeños llegaron la presentación de San Pedro Pochutla, pueblo famoso a nivel internacional por contar con las playas de Puerto Ángel y Zipolite, la única playa nudista del país, la tradición presentada esta fue la boda. Los sones con jarana fueron presentados por San pedro Ixcatlán con Na Puta Chichi y la borrachita, bailes con más de 240 años de antigüedad y que se bailan en las pedidas de mano. En valle grande, Ocotlán de Morelos ofreció la llevada de guajolote narración que forma parte de las fiestas de boda y que al ritmo del jarabe de Ocotlán cierra un compromiso entre los familiares de los novios.

De la Sierra Sur se presentó San Carlos Yautepec con el fandango y el jarabe carleño, sones y jarabes que se bailan en las bodas después de un enlace matrimonial. Para cerrar esta fiesta se presentó Putla Villa de Guerrero con un despliegue de emociones, desde los cunes que salen en septiembre en su fiesta patronal hasta las danzas de lo días de carnaval, ritmos contagiosos fueron el escenario para el gran cierre de esta Guelaguetza 2020.


















































































































"10mo Aniversario" - www.ViveOaxaca.org -
2020

Más de Oaxaca: