Fiesta 2019 a la Virgen de la Asunción en Cuilápam de Guerrero, Oax - Galería

El pueblo mixteco de los Valles Centrales de Oaxaca, cuna de la danza de la pluma, celebró este 2019 y por 4to año, la festividad de la Asunción de María a modo de mayordomía, pues años atrás la fiesta era realizada por un comité de festejos.

Cuilápam de Guerrero, Oax. 15 de agosto de 2019. Cuilápam de Guerrero realizó las celebraciones en honor a la Virgen de la Asunción, fiesta que corrió a cargo de los mayordomos quienes como lo marca la tradición, dieron vida entre música y danza a esta festividad.

La fiesta comenzó un día antes al día mayor con la colgada de limas, tradición que caracteriza a las mayordomías cuilapenses en donde se colocan limas, platanos machos, dulces y piñas en arcos que adornar y llenar de aromas el lugar del hogar en donde la imagen festejada pasará su festividad y además, permanecerá un año.

Llegado el día 15 de agosto los cuetes anunciaron la fiesta grande a la Asunción, comenzando el día con sabor a chocolate, pan, espuma, atole, higadito y zegueza, plato prehispánico que dio sustento a los asistentes al almuerzo, entre ellos los danzantes de la pluma ‘An Ndivii’ quienes tuvieron la encomienda de custodiar y danzar para la imagen de María, siendo la traída de la virgen de casa del anterior mayordomo hacia el templo la primera de las encomiendas del día.

El recorrido se alegró con marchas y el sonido de las sonajas, marcando el paso de la imagen por las calles de los diferentes barrios e impregnando la mañana con aroma a copal. Una vez que se llegó al templo se comenzó con la celebración eucarística en donde al finalizar, se le ofreció el primer baile de la danza a la imagen de la Asunción que se resguarda en el templo y a la que sale a la casa de los mayordomos.

Una vez que se volvió a la casa del festejo comenzaron a llegar los fieles con sus presentes, todos ellos con alegría por festejar a María y convivir en hermandad. La danza de la pluma no fue la excepción y tras bailar el jarabe del valle entregaron su presente a los mayordomos; frutas, cerveza, dulces y ceras fueron algunas de las guelaguetzas entregadas al gastante que brindó con copas de licor y se acompañó de los participantes.

La tarde se llenó de danzas y música de la banda de viento, poco antes de que la lluvia cubriera el suelo se ofreció la comida y el baile de la danza de la pluma continuó hasta caer la noche. El día 16 de agosto el pueblo se ha de reunir nuevamente para disfrutar del tejate.
Contenido por: Antonio Aquino




ASÍ SE VIVIÓ LA MAYORDOMÍA 2019


GALERÍA













































©/℗ www.ViveOaxaca.org
"Tierra de dioses que nunca muere"
2019

Más de Oaxaca: