GUELAGUETZA 2018: Tercera Función - Octava de Lunes del Cerro (Galería)

Ha dado inicio la octava de los Lunes del Cerro 2018 con sus funciones de Guelaguetza, la máxima fiesta de los oaxaqueños que reunió a 14 comunidades de Oaxaca.

Oaxaca de Juárez, Oax. El lunes 30 de julio en punto de las 10 de la mañana se dio comienzo con la tercera función de la Guelaguetza 2018 presentando a la Diosa Centéotl, Srta. Francisca Pérez Bautista la etnia tacuate de Santa María Zacatepec de la región de la Sierra Sur. Posteriormente el convite hizo su aparición con las chirimías de los Valles Centrales, los monos y faroles de los hombres de la capital que abrían el paso a las Chinas Oaxaqueñas de Casilda con sus hermosas canastas enfloradas y el tradicional Jarabe del Valle.

De la región Mixteca se presentó la delegación de San Sebastián Tecoxtlahuaca que presentaron las chilenas mixtecas en la danza de los diablos cuya ejecución se realiza en laa mayordomías de la comunidad. De la Costa se hicieron presentes las chilenas mixtecas de la Villa de Tututepec en el tradicional y único fandango de varitas. Entre aplausos y gritos de emoción la delegación de San Pedro Ixcatlán de la Cuenca del Papaloapán mostro Na Puta Chichi y la Borrachita, baile de las pedidas de mano entre jaranas y guitarras.

Por primera vez en la Guelaguetza se presentó la comunidad de San Francisco Sola del distrito de Sola de Vega quienes mostraron sus sones y chilenas en las bodas soltecas, los violines y guitarras hicieron sonar el Jarabe de la Rosa. La región de la Cañada ofreció sus sones mazatecos con el pueblo mágico de Huautla Jiménez. San Juan Bautista Tuxtepec de la Cuenca del Papaolapan estremecieron el Auditorio Guelaguetza y sus más de 11 mil espectadores con flor de piña. De la Sierra Norte los zapotecas de San Pedro Teococuilco de Marcos Pérez mostraron el jarabe de la botella, baile que se ejuta exclusivamente en las bodas y que al ritmo de la banda de viento hizo que el publico aplaudiera el levantar la botella de mezcal con los pies por parte del bailarin principal.

De los Valles Centrales se presento Ocotlán de Morelos con la tradicional llevada del guajolote que se realiza la noche que se formaliza el casamiento de los novios. La Danza de la Pluma de San Bartolo Coyotepec cautivó a quienes con gusto apreciaron la elaboración del barro negro que nace en esta tierra zapoteca. La H. ciudad de Juchitán de Zaragoza se presentó mostrando un homenaje a quienes perdieron la vida en el sismo de septiembre de 2017 y recordando la alegría de sus fiestas llenaron de sones y fiesta el escenario concluyendo su participación dando gracias a quienes moral y económicamente apoyaron a la comunidad en la gran tragedia vivida.

Los sones y chilenas costeñas de Santa María Huatulco llenaron de algarabía el escenario y Tlacolula de Matamoros de los Valles Centrales ofreció la mayordomía en honor a la Virgen de la Asunción entonando el Dios Nunca Muere, fue a esta imagen a quien Macedonio Alcalá le compuso el vals que ahora es himno de Oaxaca. Para cerrar la función de la octava Guelaguetza se presentó la picardía de los sones, juegos y chilenas de Santiago Jamiltepec que entre coqueteos y zapateados dio paso al gran cierre en donde las delegaciones se unieron en el escenario para bailar Corazón Oaxaqueño, el tema de la Guelaguetza.
Contenido por: Daniel Garo / Antonio Aquino



GALERÍA
(Se adjuntaran más fotografías en el transcurso del día)














































































































































©/℗ www.ViveOaxaca.org
"Tierra de dioses que nunca muere"
2018