Karen Vega, primera modelo oaxaqueña en las páginas de Vogue

La primera modelo oaxaqueña llega a la historia de portada de Vogue julio. Ella es Karen Vega, una joven con muchos sueños que cumplir y paradigmas por derribar.

El destino de la modelo oaxaqueña Karen Vega, cambiaría a sus 14 años al apoyar a la esposa de su abuelo, de oficio costurera, a medirse los vestidos que esta realizaba para una firma local de moda. Desde ese momento, se sintió interesada por la profesión del modelaje, disfrutándolo a través de la intimidad que solo la familia sabe ofrecer, sin ser objeto de burlas o comentarios negativos.

A partir de esas experiencias en el taller de costura familiar, la hoy modelo oaxaqueña, comenzó a investigar más, a usar las redes sociales para buscar revistas, conocer modelos y saber qué significaba la moda en su sentido más amplio. Hoy, Karen de 18 años, forma parte de la historia de portada de Vogue Julio realizada bajo la lente del fotógrafo mexicano Dorian Ulises López Macías, acuñando el título de ser la primera modelo oaxaqueña en engalanar una historia en la Biblia de la Moda. Dejemos que la voz de la oaxaqueña nacida en la ciudad de Oaxaca de Juárez, nos comparta su experiencia y el significado (e importancia) de representar a las mujeres del sur de México.



Cómo fue tu primer acercamiento en una producción profesional de moda?
Inició con la invitación del director creativo y diseñador oaxaqueño, Pompi García y el fotógrafo Enrique Leyva, aquí en la ciudad de Oaxaca, en una producción que se llamó “Realismo mágico”. Ellos tenían la idea de mostrar más piel morena y nativa en sus proyectos, y les pareció que yo podría ayudarlos a complementar las imágenes que tenían pensadas.

Me sentí muy emocionada porque siempre me han gustado las fotos, pero siempre me las había hecho informalmente.

Cuando llegó el día me sentía muy nerviosa, no me imaginaba que había tanta gente involucrada, no solo era el fotógrafo, había un peinador, un maquillista, aretes, varios vestidos, varias locaciones y cosas que no había vivido.

Aunque estaba nerviosa y descubriendo nuevas cosas, por dentro me sentía muy capaz de que podía hacerlo y, además, todos me echaban muchas porras y me daban confianza.

Cuando vi las fotos y el video, descubrí que modelar sí es una pasión que quiero desarrollar, que disfruto mucho y que le pongo todo el empeño del mundo.
Contenido de: Vogue México





"10mo Aniversario" - www.ViveOaxaca.org -
2020

Más de Oaxaca: