Sitios Arqueológicos de Oaxaca: La Cueva del Rey Kong-Oy


Ubicación: San Isidro Huayapan, Oaxaca.
Emplazamiento: cueva y abrigo rocoso.

Cronología: 100 a.C. - 200 d.C. Periodo Monte Albán II.

Elementos: esculturas de barro, manifestaciones gráfico-rupestres, entierros, concentración de materiales (cerámica, hueso, concha, lítica).

Inferencias del sitio: ritual, ceremonial, religioso, funerario.

Se trata de un sitio ubicado en lo profundo de una larga cueva con río subterráneo en la sierra mixe, relacionado con el inframundo y con héroe mítico de la región mixe: el legendario "Rey Kong-Oy". También llamado: Condoy, Contoy, Cong-Hoy. Según las tradiciones Jefe bondadoso, Líder guerrero, que fundó lugares sagrados de la cosmografía mixe.

Al interior de la cueva se localizan varios grupos arqueológicos con diversos elementos: entierros con ofrendas funerarias, manifestaciones gráfico-rupestres y principalmente esculturas de barro antropo y zoomorfa de tamaño natural (se han localizado al menos 16 esculturas in situ), además de grafías de arte rupestre de épocas anteriores a las esculturas, así también múltiples entierros en diversas cavidades.

Unos de los principales grupos muestra dos esculturas de barro de tamaño natural, una pareja: un personaje masculino y otro femenino, ambos desnudos, el personaje masculino tiene cabeza de jaguar (animal del inframundo), además cuenta con escarificaciones en su cuerpo.

Hay varias esculturas representando jaguares y personajes todos dispuesto sobre el suelo.

Según los estudios del arqueólogo Dr. Marcus Winter (quien desde 1974 ha estudiado varios sitios arqueológicos de Oaxaca desde la Mixteca hasta la sierra mixe) las esculturas de barro hacen referencia al mítico Rey Kong-Oy.

Personaje legendario sobre el cual se desarrolló una suerte de mesianismo, una figura divinizada que cuida y lucha por el pueblo mixe, que desarrolló tanta devoción que incluso fue símbolo de rebeliones indígenas en el s XVII y XVIII.

"A Kong-Oy se le adora y venera en la actualidad. En lo mas alto del cerro del Zempoaltepetl, la gente le lleva casi a diario ofrendas y sacrificios por motivos muy diferentes, para pedir buena cosecha, por alejar los males, por mejores condiciones de vida, por dinero o por ganados, para pedirle un buen año, alejado del mal, del odio, de la envidia, de los accidentes, piden prosperidad, lluvias, cosechas, dinero etc…

Muchos aseguran haber visto a Kong-Oy, pero nadie lo ha podido decir con certeza, existen innumerables cuevas por donde se cree, Kong-Oy camina para no ser visto, se dice también de la existencias de tesoros que jamás se han podido hallar.

Fuentes:
"Panorama Arqueológico Dos Oaxacas"/ Marcus Winter, Gonzalo Sánchez Santiago.
INAH




"10mo Aniversario" - www.ViveOaxaca.org -
2020

Más de Oaxaca: