Así fue el CONVITE de la Fiesta 2018 del Señor del Rayo en Oaxaca

La imagen de este cristo fue traída a Oaxaca en el siglo XVI y colocada en el Templo de San Juan de Dios, según la historia, una vez cayó un rayo en un día despejado y sin nubes, esto provocó que el templo se incendiara completamente, lo único que no se quemó fue el Cristo, que sólo se oscureció. Años más tarde la imagen se colocó en la Catedral de Oaxaca con el nombre del Señor del Rayo, donde permanece hasta el día de hoy.

Oaxaca de Juárez, Oax. 13 de octubre. Para dar comienzo con la festividad más grande de la Catedral de Oaxaca se realizó el tradicional convite, recorrido que anunció al pueblo de Oaxaca que se daba comienzo la gran fiesta en honor al Señor del Rayo.

Fue en punto de las 17 horas cuando en el atrio de la Catedral sonó el jarabe del valle que dio inicio con la gran fiesta que recorrió diversos barrios de Oaxaca. Encabezo el recorrido la alegría de las Chinas Oaxaqueñas de Genoveva Medina que entre faroleros y chinas de diario llenaban de colores las calles de cantera de la ciudad. El grupo folklórico Por Amor Solteco zapateaba al ritmo de las chilas de Sola de Vega. Del barrio de la Trinidad de las Huertas de la ciudad de Oaxaca se presentaban las Chinas Oaxaqueñas de Trinidad que con gran orgullo faldeaban entre vivas y flores.

De Santa Cruz Xoxocotlán se presentaba el grupo cultural San Sebastián que con carrizos verdes adornados con flores de papel, tradicionales de los convites, quienes bailaban al ritmo de la banda de música; el grupo tradicional de Santa Cruz Xoxocotlán también bailaba con alegría y anunciaba entre vivas la gran fiesta del Señor del Rayo. También de Xoxocotlán el grupo folklórico Tierra Mestiza avanzaba mostrando la belleza de los trajes de la región del Istmo de Tehuantepec. La delegación folklórica de San Juan Bautista La Raya llegó a unirse a la gran celebración entre carrizos verdes y la alegría de las bellas mujeres.

Las Chinas Oaxaqueñas Azucenas de la Soledad bailaban entre canastos y con sus característicos vivas nutrían la grandiosa fiesta que avanzó por Av. Independencia, Reforma, García Vigil, Morelos, J.P. García y demás calles hasta llegar de nueva cuenta a la Catedral. Fue cerca de las 8 de la noche cuando entre pirotecnia y bailes se dio por concluido el tradicional convite.
Contenido por: Antonio Aquino





GALERÍA




































©/℗ www.ViveOaxaca.org
"Tierra de dioses que nunca muere"
2018

Te puede interesar: