GUELAGUETZA 2018: Primera Función del Lunes del Cerro (Galería)

La máxima fiesta de los oaxaqueños dio inicio con su edición 86 ante más de 11 mil personas que admiraron la identidad cultural de 14 delegaciones representativas de sus comunidades en la primera de cuatro funciones de la Guelaguetza 2018.

Oaxaca de Juárez, Oax. El lunes 23 de julio en punto de las 10 de la mañana se dio comienzo con la primera de las 4 funciones de la Guelaguetza de los Lunes del Cerro 2018 abriendo las presentaciones la representante de la Diosa centéotl 2018 Francisca Pérez Bautista originara de la etnia tacuate de Santa María Zacatepec en los limites de la Sierra Sur y la costa del estado quien con gran emoción celebró que Oaxaca este de fiesta con las tradiciones de los pueblos indígenas y mestizos de las 8 regiones.

Posteriormente la rotonda de la azucena vibró con la presencia de la danza de la pluma de promesa de la comunidad de Teotitlán del Valle quienes además de mostrar su fe católica llevaron al escenario sus mundialmente conocidos tapetes de lana impregnados en su indumentaria.

San Melchor Betaza de la sierra norte mostró su herencia cultural de los sones y jarabes de Betaza de la mano de su recopilador el teniente coronel y músico José Ventura Gil. De la región del Istmo de Tehuantepec se presentó la comunidad de San Pedro Tapanatepec de la etnia zoque quienes por primera vez participan en las celebraciones con la tradicional lavada y planchada de la ropa de San Pedro Apóstol, su santo patrón la cual se realiza a las rollas del rio y en donde el pueblo baila al ritmo de la marimba. Los sones mazatecos de Huautla de Jiménez de la región Cañada llenaron de misticismo el Auditorio Guelaguetza haciendo que el publico aplaudiera al ritmo de su flor de naranjo y piña. De los Valles Centrales la comunidad de San Antonino Castillo Velasco ofreció las fiestas del segundo día del fandango en donde se destaca el baile del dote (regalos a los novios) y el tradicional Jarabe del Valle.

Después de no participar en los Lunes del Cerro por algunos años se volvió a presentar la comunidad de San Vicente Coatlán de los Valles Centrales con su inconfundible Jarabe chenteño, es en esta comunidad en donde cobran vida los afamados sones y blusas chenteñas. Por primera vez en las fiestas de la Guelaguetza se presentó la delegación de Salina Cruz de la región del Istmo de Tehuantepec quienes con sus celebraciones de mayo dieron vida a las estampas de Salina Cruz. La gran fiesta continuó con la delegación de la Diosa Centéotl 2018, Santa María Zacatepec que al ritmo de sus sones y chilenas mostraron los ritos de la ceremonia de casamiento y el carnaval tacuate entre diablos y la muerte.

Las emociones se desbordaron con el anuncio de la participación de las 36 mujeres de conformaron la delegación de San Juan Bautista Tuxtepec y su flor de piña. La H. Ciudad de Huajuapan de León ofreció el insuperable e inigualable Jarabe Mixteco que fue antecedido por la nostálgica Canción Mixteca. De la etnia afromexicana o tercera raíz se presentó tras un año de ausencia Santiago Llano Grande y su danza de los diablos, danza que se ejecuta durante los días de muertos en este pueblo costeño. La elegancia de la mujer tehuana llegó con la capital histórica y cultural del Istmo de Tehuantepec, Santo Domingo Tehuantepec nos ofreció la fiesta tehuana en el que se apreció la Sandunga y Tanguyu.

Tras un año de ausencia la tierra de Álvaro Carrillo mostró al mundo sus sones, juegos y chilenas y entre picardía San Juan Cacahuatepec dio paso a las Chinas Oaxaqueñas de Genoveva Medina quienes con la calenda y el Jarabe del Valle dieron por concluida la primera función de la Guelaguetza 2018.
Contenido por: Antonio Aquino





GALERÍA






























































































































©/℗ www.ViveOaxaca.org
"Tierra de dioses que nunca muere"
2018