Celebran Convite del Señor del Rayo 2014 en la Catedral de Oaxaca

Chinas Oaxaqueñas durante el convite
Comienzan los festejos 2014 del Señor del Rayo, Cristo que se venera en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de Oaxaca desde el siglo XVI cuando llegó la imagen de España y que primeramente, a falta de la catedral, se colocó en el Templo de San Juan de Dios.

DEL SEÑOR DEL RAYO…

Según la historia, una vez cayó un rayo en un día despejado y sin nubes, esto provocó que el templo de San Juan de Dios cayera en llamas incendiándose completamente, que en esa época tenía un techo sencillo de madera. Sin embargo, a pesar de que ardió todo en el interior del templo, lo único que no se quemó fue el Cristo, que sólo se oscureció. Esto extraño a la mayoría de las personas que no daban crédito a lo que vieron. La fe movió a la gente y desde ese día es venerado.

EL CONVITE

Este lunes 13 de octubre la Catedral Metropolitana de la Ciudad de Oaxaca y los pobladores de la misma, realizaron el tradicional convite de las fiestas que acontecen este año en honor al Señor del Rayo, recorrido que partió desde el atrio de la catedral rumbo a la Basílica Menor de la Virgen de La Soledad y que con la alegría característica de los oaxaqueños avanzó por diversos barrios.

Al llegar a la Basílica se colocaron los tradicionales carrizos en sus puertas, momento en que sonó el Jarabe del Valle y algunos sones más que las Chinas Oaxaqueñas de Doña Genoveva Medina bailaron con gran alegría.

El convite sobre Avenida Independencia
Se partió posteriormente sobre Avenida Independencia dando vuelta en Porfirio Díaz hasta llegar a la altura de Jesús Carranza y bailar el Jarabe del Valle en la puerta del Templo de La Merced, se continuó hasta la Cruz de Piedra y de allí se avanzó al templo de Guadalupe aun costado del Paseo Juárez El Llano.

Al alegre convite le abría el paso la banda de música son los sones y jarabes de Oaxaca y los cuetes; se continuó por Avenida Juárez, Arteaga y Armenta y López hasta llegar al templo de San Francisco de Asís en donde se bailaron sones tradicionales, entre ellos Flor de Piña.

El ultimo templo que se visitó fue San Juan de Dios, en la calle de 20 de noviembre, aquí se bailo el respectivo jarabe y se prosiguió hasta Independencia, por donde cerca de las 8:15 de la noche se llegó a la Catedral y entre vivas al Señor del Rayo y el Jarabe del Valle final se dio por finalizado el convite.






© www.ViveOaxaca.org
“Tierra de dioses que Nunca Mueren”
2014