FIESTAS TRADICIONALES

“Rendida de Culto de Santa Lucía en Santa Lucía del Camino" Vive aquí esta tradición

FIESTAS TRADICIONALES

“Bajada de Santa Lucía en Santa Lucía del Camino" Conoce aquí esta tradición

DICIEMBRE EN OAXACA

“Proyecciones sobre la fachada del Templo de Santo Domingo" Disfruta aquí el espectáculo

NOTICIAS

“Rescatan obra del año 1804 en el Patrocinio, Oax" Conoce aquí la información

CONCIERTOS

“Suena la FILO con Amandititita" Disfruta aquí este concierto de la FILO

FIESTAS Y TRADICIONES

“Procesión de la Virgen del Patrocinio, Oax" Disfruta aquí esta solemne celebración

DANZAS Y BAILES

“Guelaguetza en honor a la Virgen del Patrocinio" Disfruta aquí esta fiesta de cultura oaxaqueña

FIESTAS Y TRADICIONES

“Calenda en honor a la Virgen del Patrocinio, Oax" Disfruta aquí esta alegre celebración

FERIAS Y FESTIVALES

“Comienza Instrumenta Oaxaca" Disfruta aquí esta alegre celebración

CONCIERTOS

“31 Minutos en concierto en Suena la FILO" Disfruta aquí este animado show

FIESTAS Y TRADICIONES

“Convite Festividad de la Virgen del Patrocinio, Oax" Disfruta aquí esta alegre celebración

DÍA DE MUERTOS 2016

“Lunes del Panteón en el Ex Marquesado" Conoce aquí esta tradición de muertos
Diego Osorno presentó su libro de crónicas desamparadas

Diego Osorno, quien recibió hace tres días el Premio Nacional de Periodismo, por su trabajo de investigación en torno a la inseguridad y la delincuencia en el norte del país, presentó este sábado su libro Contra Estados Unidos, crónicas desamparadas, dentro de la octava jornada de la Feria Internacional del Libro Oaxaca 2014 (FILO).

Contra Estados Unidos (Almadía 2014), es un libro que relata la forma en que un centenar de víctimas de la guerra del narco cruzaron durante un mes el vecino país del norte, de Los Ángeles a Washington, encabezados por el poeta y activista Javier Sicilia; estas personas, familiares de muertos y desaparecidos en la llamada "guerra contra el narcotráfico" en México, viajaron durante un mes por 14 estados, con paradas en 27 ciudades de los Estados Unidos.

El objetivo de este viaje era gritar su dolor frente a quienes consideraban los culpables de la "guerra contra las drogas" y construir lazos con organizaciones de sobrevivientes y familiares de personas asesinadas o desaparecidas en esta guerra en los Estados Unidos. Con esta caravana pretendían románticamente parar la guerra.

Diego Osorno los acompañó a lo largo de la travesía y escribió una crónica diaria de este viaje, las voces, los caminos, los encuentros y los desencuentros, las esperanzas y las desesperanzas de esos hombres y mujeres. Contra Estados Unidos, reúne esos trabajos.

La presentación del libro de Osorno, autor también de Una ciudad sitiada y La guerra de los zetas, el escritor colombiano Alberto Salcedo, quien intercaló historias similares entre Colombia y México en lo que se refiere al tema del narcotráfico.

Sin dejar de lado el tema de las víctimas de la Normal Rural de Ayotzinapa, Osorno consideró que es una evidencia de la crisis de derechos humanos que enfrenta México desde los últimos años. “Lo grave es que no estamos en un país en guerra, sino en un país que trata de vender la idea al exterior de que vivimos una democracia y lo que tenemos es un Estado fallido”, expresó.

Esta crisis, estimó, proviene de una especie de mafia entre partidos políticos y delincuencia. “No veo mucha distinción entre partidos políticos y mafia; no veo políticos con principios, con cualidades, que quieran servir a la comunidad, que tengan la intención de cambiar las cosas, yo no conozco a ninguno, no les importa lo que tengan que hacer para acumular poder para su propios lujos y para seguir corrompiendo el sistema”, expuso.

En el caso de los estudiantes de Ayotzinapa, lamentó también que algunos medios de comunicación hayan jugado un papel de aliados del poder propagando la idea de que eran vándalos, delincuentes, “se fue dando una idea muy deshumanizada de estos jóvenes, y a mí, en lo personal me parece que eran buenos estudiantes; jóvenes con mucha hambre, muy pobres, que tenían incluso la necesidad de alimento y que atravesaron muchas cosas para llegar a estudiar y que no sucumbieron a la tentación del narcotráfico”.

Es necesario, señaló, que los medios de comunicación no se sometan al sistema que tiene sus aparatos de comunicación social y reproduce la información oficial dejando un mínimo espacio a las personas que no tienen oficinas de prensa; los medios tienen que buscar ser portavoces de estas personas.

Sin embargo, concluyó, “creo que todavía hay periodismo muchos compañeros que están del lado de la gente que no tienen oficinas de comunicación social, hoy los periodistas tenemos que buscar a las ONG’s, a los ciudadanos, para tratar de resolver los problemas que tenemos con el país porque la alianza con el poder está pervertida, y al poder no le interesa un discurso de verdad, más bien les importa encubrir la verdad”.

“Mi Madre y la Música” de gira por la república mexicana

La traductora Selma Ancira y la pianista Silvia Navarrete a través de del Programa Nacional de Animación Cultural del Consejo Nacional Para la Cultura y las Artes estarán de gira por la república mexicana durante los meses de noviembre y diciembre con “Mi madre y la música” de la poeta rusa Marina Tsvietáieva, traducida y adaptada por Selma Ancira.

La gira recorrerá las ciudades de:

- Oaxaca el 9 de noviembre a las 12:00 horas en el Museo de Santo Domingo.
- Monterrey el 14 de noviembre a las 17:00 en el Aula Magna “Fary Servando Teresa de Mier”.
- Cuernavaca el 16 de noviembre a las 18:00 horas en el Teatro Ocampo.
- Ciudad de México el 22 de noviembre a las 17:00 horas en el Teatro del Centro Nacional de las Artes.
- Torreón el 6 de diciembre a las 20:00 horas en el Teatro Nazas.
- Durango el 7 de diciembre a las 18:00 horas en el Teatro Victoria.
- Morelia el 11 de diciembre a las 19:00 horas en el Teatro Ocampo.

“Mi Madre y la Música” no es sólo el relato que la autora hace de su infancia. Es también un diálogo entre la literatura y la música, entre el sonido de las palabras y el sonido del teclado, entre el arte y la vida cotidiana. Es un espectáculo en el que la música, al entretejerse con las palabras, se vuelve magia verbal y dinamismo, metamorfosis continua del espacio y del tiempo, despliegue y vibración del sentimiento. “Marina Tsvietáieva: Mi madre y la música” es la voz de quien fue, en palabras de Joseph Brodsky, el poeta más grande que diera el siglo XX, acompañada de espléndidas obras del repertorio pianístico que marcaron su destino de poeta.

Selma Ancira está considerada como una de las mejores traductoras literarias de nuestros días. Sus versiones de literatura rusa y griega, tanto en prosa como en verso, merecen el más alto reconocimiento y estima. Sabe conjugar los distintos registros del español, trasladando los matices de la obra original a los pliegues de nuestra lengua, de tal modo que el lector no siente nunca que está leyendo una traducción. Su vinculación personal con los autores que traduce, hacen de ella mucho más que una traductora: Ancira ha hecho de la traducción su vida.

En 1984, descubrió al público hispanoparlante la obra de Marina Tsvietáieva, de quien ha traducido a lo largo de tres décadas, casi la totalidad de su prosa. Ha traducido, además, los diarios y las cartas de Lev Tolstói, buena parte de la prosa de Mijaíl Bulgákov, obras sueltas de A. Pushkin, N. Gógol, I. Bunin, I. Goncharov y otros grandes autores de la literatura rusa.

Del mundo helénico ha vertido al español a Y. Seferis, Y. Ritsos, Y. Kampanellis y M. Iordanidu, principalmente. Ancira es traductora de autores, más que de libros. De ella se ha dicho que “es un testimonio excepcional de lo que significa la interpretación de lenguas y culturas. Determinada a ser leal a sus autores y dispuesta a cumplir su misión de embajadora de los idiomas que “interpreta”, Ancira entrega al lector la realidad y la vida que hay detrás de cada obra literaria, y lo conduce con mano cautelosa hasta esos espacios ignotos, esos mundos inexplorados y culturas ignoradas que esconden tesoros de conocimiento y de luz”.

Selma Ancira ha recibido los premios más importantes que puede recibir un traductor: el Premio de Traducción Ángel Crespo (Barcelona, 2009), el Premio Nacional a la Obra de un traductor (Madrid, 2011), el Premio de Traducción Tomás Segovia (México, 2012). Ha sido distinguida, además, con la Medalla Pushkin (2008), máximo galardón con el que Rusia condecora a los artistas extranjeros, y los premios de literatura Marina Tsvietáieva (Elábuga, Rusia, 2010) y Maximilián Voloshin (Koktebel, Ucrania, 2010), ambos por sus traducciones de Tsvietáieva. Desde 2009 es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Silvia Navarrete es reconocida entre las más representativas pianistas mexicanas, con estudios en México, Viena y París, ha dado numerosos recitales y conciertos, tanto en la República Mexicana, como en diversos países de América, Europa y Asia. Asimismo ha participado como solista con las principales orquestas en México, la Orquesta Nacional de China, Filarmónica de Shanghai, Sinfónica Nacional de Argentina, Orquesta de Cámara Talich y “Los Virtuosos de Moscú” dirigida por Vladímir Spivakov. Su emotividad, calidad sonora y profundo conocimiento de los estilos, han sido resaltados en múltiples ocasiones por la crítica especializada.

Desde hace varios años está dedicada a la investigación y el rescate de la música mexicana y latinoamericana para piano, lo que le ha permitido grabar nueve discos compactos, con diversas obras desconocidas y de gran importancia musical e histórica. Es editora del número 97 de la Revista Artes de México, que incluía un disco conmemorativo del Bicentenario de la Independencia.

Durante 2010, realizó una gira por España, República Checa y Turquía con un programa conmemorativo del Bicentenario de la Independencia, mismo que presentó en el Festival Internacional Cervantino. Estrenó y promovió la grabación y edición de la obra inédita de Jaime Nunó, compositor catalán autor del Himno Nacional Mexicano y el rescate de dicho Himno en la transcripción de concierto de 1885 del compositor mexicano Ricardo Castro.

Silvia Navarrete ha sido distinguida con varios premios y reconocimientos, entre los que destacan el primer lugar en el Concurso Internacional de las Semanas Musicales en Tours, Francia y la condecoración del Gobierno Francés que la hace miembro de la Orden de las Artes y las Letras. Es miembro del Consejo de la Crónica de México y en 2009 recibió el “Premio Coatlicue“ por Mujeres en el Arte. Ha sido apoyada en varias ocasiones por el FONCA para la difusión de la música mexicana de concierto.


© www.ViveOaxaca.org
“Tierra de dioses que Nunca Mueren”
2014

0 comentarios: