FIESTAS TRADICIONALES

“Convite de San Antonio de la Cal, Oax" Vive aquí esta tradición

EXPOSICIONES

“Exposición de Panes Tradicionales del Istmo" Conoce aquí los detalles

FIESTAS TRADICIONALES

“Primera Rendida de Culto en San Sebastián Tutla, Oax" Vive aquí esta tradición

FIESTAS TRADICIONALES

“Convite de San Sebastián en Zaachila" Vive aquí esta tradición

FIESTAS TRADICIONALES

“Recorrido de Año Nuevo de la Madrina del Niño Dios en San Pablo Huixtepec" Vive aquí esta tradición

FIESTAS TRADICIONALES

“Convite de la Fiesta del Dulce Nombre en Santa María Coyotepec, Oax" Vive aquí esta gran tradición

FIESTAS TRADICIONALES

“Recorrido de Navidad del Barrio de Jalatlaco, Oaxaca" Vive aquí esta gran tradición

FIESTAS TRADICIONALES

“Recorrido de Navidad del Barrio de Xochimilco, Oaxaca" Vive aquí esta gran tradición

FIESTAS TRADICIONALES

“Recorrido de Navidad de la Catedral de Oaxaca" Vive aquí esta gran tradición

FESTIVALES

“VIdeo Mapping del Festival Decembrino 2017" Vive aquí esta gran tradición
Momento de la oración
Este 15 de agosto se festejó a la Virgen de La Asunción de María, en la Ciudad de Oaxaca no fue la excepción, pues ella es la patrona de la Catedral de esta ciudad, los festejos se habían venido celebrando con gran júbilo y devoción, pero el día principal (jueves 15 de agosto) la fe de los oaxaqueños se vio refrendada por la virgen, pues ante la mirada de diversas personas, dio una muestra viva de que ella estaba presente.

La celebración religiosa comenzó a las siete de la noche y tuvo una hora de duración, momento en el que las personas comenzaron a salir de la catedral para prepararse para la procesión.

Fue en ese momento que los danzantes de la pluma y las chinas oaxaqueñas acudieron hasta los pies de la Virgen de La Asunción, que se encontraba en la parte trasera del templo, para levantarla en sus hombros y con ello salir de la catedral.

Fue en esos minutos que los presentes notaron una semblanza de tristeza en la cara de la virgen, al mismo tiempo que de sus ojos derramaron lágrimas, mismas que fueron limpiadas con un pequeño papel. Al ver esto los fieles que se encontraban presentes comenzaron a llorar y se unieron en oración hacia la virgen.

Una vez terminada, la imagen pudo salir de la catedral para iniciar la procesión que recorrió el Zócalo capitalino y culmino con la quema de los tradicionales toritos y pirotecnia que vistió el templo de luces, mismas que se conjugaron con una lluvia que comenzó a caer sobre la Verde Antequera.



























© www.ViveOaxaca.org
“Tierra de dioses que Nunca Mueren”
2013

0 comentarios: