FIESTAS Y TRADICIONES

“Quema del Castillo en San Pablo Huixtepec, Oax" Vive aquí este espectáculo

FIESTAS Y TRADICIONES

“Calenda de la Fiesta Anual de San Pablo Huixtepec" Vive aquí esta tradición

FIESTAS Y TRADICIONES

“Convite de la Fiesta Anual de San Pablo Huixtepec" Vive aquí esta tradición

FIESTAS Y TRADICIONES

“Calenda de la Fiesta Anual de Ocotlán de Morelos" Vive aquí esta tradición

FIESTAS Y TRADICIONES

“Comienza la Fiesta del Dulce Nombre en Mexicapán" Vive aquí esta celebración

SERIE: MERCADOS DE OAXACA

“Jueves de Plaza en la Villa de Zaachila" Conoce aquí este mercado

GUELAGUETZA 2018

“Concluyen las Visitas del Comité de Autenticidad" Conoce aquí los detalles

486 Aniversario de la Ciudad de Oaxaca

“Premian platillos ceremoniales y de rescate en Oaxaca" Conoce aquí este reconocimiento

486 Aniversario de la Ciudad de Oaxaca

“Encuentro de Cocineras Tradicionales 2018" Admira este encuentro de sabor

486 Aniversario de la Ciudad de Oaxaca

“Convite del Aniversario de la Ciudad de Oaxaca" Vive aquí esta gran fiesta

GUELAGUETZA 2018

“93 Comunidades buscan participar en la Guelaguetza 2018" Conoce aquí la información

NOTICIAS

“Discriman a artesanas de Tijaltepec, Oaxaca en Peru" Conoce aquí la información
Las tradiciones de Oaxaca resaltan por la naturalidad y el significado que cada comunidad le da y que durante el paso de los años se conservan, resguardando así la identidad cultural del estado, el segundo más rico en diversidad cultural del país, tan solo detrás de la Ciudad de México, estado en donde conviven las culturas de los 31 estados del país restantes.


LOS ANGELITOS Y FIELES DIFUNTOS

Dice la tradición, que cada 31 de octubre las almas de los niños que ya murieron bajan del cielo en forma de ángeles, mismos que visitan el hogar donde un día vivieron, jugaron o donde sus padres viven, estos ángeles son juguetones y se puede sentir su presencia en las casas; ellos regresan al cielo el 01 de noviembre a las 12:00 del día, misma fecha y hora donde Dios le permite a la las almas de los fieles difuntos regresar a su hogar a visitare a su familia.

El trayecto es largo por ello al llegar al hogar se les recibe con un camino de flores que los guiara hacia un gran altar lleno de frutas, comida y todo aquello que en vida le gustaba, un sumerio con copal es lo que purifica el lugar donde esta alma estará durante 24 horas conviviendo con sus familiares.

Se dice que si no se cumple con esta tradición el alma de tu ser querido llegará y al no encontrar nada se sentara a sufrir el abandonó de su familia, es por ello que cada año a las almas de los angelitos y fieles difuntos se les prepara un altar que contiene una vela que representa la luz que deben de seguir, altar que con un vaso de agua les calma la sed de aquellos que no pudieron llegar al cielo y pagan sus culpas en el purgatorio o el infierno.

LOS ALTARES TRADICIONALES

Los días de muertos, el 31 de octubre, primero y segundo de noviembre se viven en Oaxaca entre olores de flores de cempasúchil y cresta de gallo, mercados con cañas, jícamas, mandarinas, cacahuates, chocolate, mole, mezcal, cerveza, copal, montañas de pan de muerto y altares.

Un altar muestra tácitamente el dilema entre lo pagano, anterior a la conquista y la religión católica. Un altar de muertos se forma de calaveras paganas, fotos de difuntos, crucifijos e imágenes de vírgenes, además de las ofrendas. 

El arreglo del altar es cuestión familiar, pretexto excepcional para reunir a los integrantes de la familia y agasajar a los que ya se fueron con lo que disfrutaban más en vida. Las señoras se encargan de escoger las flores más frescas y bellas, el pan de mejor calidad, el mole que el difunto degustaba con más fervor y apetito. La familia coloca una mesa en algún sitio del hogar, se forma un arco con cañas, portal del inframundo por donde regresarán en este día tan especial los difuntos, y que también sirve como marco para colocar fotos, colgar fruta, imágenes religiosas y cruces o crucifijos. Algunos altares tienen varios niveles donde se colocan las ofrendas, las velas, la comida, las bebidas y la vasija para el copal que se sitúa en el séptimo nivel y que purifica y al mismo tiempo, guía al difunto en su regreso a la tierra. Un altar con dos niveles representa el cielo y la tierra; uno con tres niveles el cielo, el purgatorio y la tierra; el de siete niveles simboliza los siete niveles para llegar al cielo. Recientemente se han sumado al arreglo de algunos altares las calaveras en papel que creó Francisco Posada y que agregan el cómico y picaresco punto de vista de los mexicanos hacia la muerte.

El altar de muertos debe ser aderezado ricamente, la visita del familiar difunto lo vale, sería una grosería ofrecer al viajante del más allá un altar precariamente conformado. Los mixes, autollamados “Los no conquistados” creen que si un altar no es ricamente decorado, el familiar difunto notará que el anfitrión se encuentra en precarias condiciones de vida y vendrá por él a los tres años.

Altares que cada año se preparan en el estado de Oaxaca, calles, comercios, panteones y hogares son lugares donde esta gran ofrenda mexicana se puede encontrar.



www.ViveOaxaca.org 
"Tierra de dioses que Nunca Mueren"

0 comentarios: